Easy Responsive Tabs to Accordion

OPINIÓN

09-08-2017

¿Concultamiento de la voluntad electoral o vuelve la proscripción al Peronismo?


Hace poca horas se ha tomado conocimiento de una resolución de la Cámara Nacional Electoral del 7 de agosto por la cual se HA inhabilitado la candidatura a Senador Nacional por la provincia de La Rioja del ex presidente Constitucional Carlos Menem.

No habré de referirme al fallo condenatorio que pesa sobre el Dr Menem, ni la posibilidad recursiva aún ante la denegatoria que efectuara la Cámara de Casación.
Si digamos que el Juez Federal con Competencia Electoral en la Provincia de La Rioja ha considerado que se encontraban vencido en exceso los plazos legales para formular cualquier oposición a la candidatura del actual Senador, circunstancia ésta citada en el fallo de la Cámara Electoral pero que, a su juicio, no era valladar suficiente para entrar a considerarla “por la naturaleza de la cuestión…” y agrega luego que, “se debe resguardar la manifestación segura e indubitable de la voluntad del elector…”

Digamos que EN principio podemos coincidir que en materia jurisdiccional “ el disparate no consiente” (que como muletilla sostuviera en innumerables oportunidades un magistrado bonaerense) pero que COMO principio el proceso electoral esta imbuido de una característica peculiar en el cual el cumplimiento de los plazos debe ser celosamente cuidado pues puede provocar consecuencias no deseadas
En tal sentido debe destacarse que la candidatura en cuestión se debe haber presentado, al menos con 50 días de antelación a las elecciones PASO (si bien ante la Junta Electoral partidaria que en el evento actúa como una suerte de órgano auxiliar jurisdiccional) y que la resolución que aquí se comenta ha sido publicitada a pocos días del cierre del proceso preelectoral.

Este no es detalle menor.

Inveteradamente, se ha señalado tanto por los organismos electorales nacionales como en la mayoría de los provinciales que los plazos en materia electoral, se computan por días corridos, resultan fatales, perentorios e improrrogables por lo que cabe concluir que resulta, cuanto menos cuestionable, la decisión de la Alzada Electoral de “suplir” la inacción en tiempo propio del impugnante (así lo adelantaba en :
“Cierre Alianzas PASO…http://www.1000caracteresweb.com.ar/nota_detalle.php?id=128023)
Y esto, insisto, sin entrar a considerar la resolución que, sobre el fondo, dispone el fallo.
Ahora bien…dado lo avanzado del cronograma electoral resulta harto dificultoso (cuando no imposible) celebrar una nueva audiencia de BOLETAS para oficializar una nueva (excluyendo a Menem), postular un último suplente (habida cuenta el corrimiento natural de la lista), verificar su habilidad constitucional y dar vista pública de la misma, proceder a la oficialización de la nueva lista y boleta, impresión y publicidad y distribución consecuente.
El fallo de la Cámara Electoral, se anuncia, habrá de ser recurrido, por ende, no ha adquirido firmeza

Estamos por lo tanto frente a dos situaciones posibles:
1) Se tiene presente la inhabilidad de Menem para ser candidato, manteniéndose su nombre en la boleta, y excluyéndoselo ante la eventual adjudicación. Esto provocaría una verdadera confusión en el electorado (que votaría con una boleta cuyo candidato no resultará electo) y, de hecho, una fraude a la voluntad del elector.
2) Se excluye a Menem de la boleta, no obstante que hipotética y eventualmente, la resolución de la Cámara puede ser revocada, provocando no solamente la confusión del elector sino un fraude a su voluntad.
Y en esto cabe resaltar lo dicho por la propia Cámara en cuanto a que “se debe resguardar la manifestación segura e indubitable de la voluntad del elector…”.
Sin mengua de la consideración que merecen los miembros de la Cámara, nos encontramos en presencia de una virtual proscripción (aunque no querida) de un ciudadano y en las puertas de un posible e indeseado fraude electoral.

Así las cosas, habida cuenta “la naturaleza de la cuestión planteada….”, y a fin de salvaguardad un debido proceso y la gravedad institucional que el fallo acarrea DEBERÀ ARBITRARSE EN FORMA INMEDIATA Y PERENTORIA UNA SOLUCION TENDIENTE A RESGUARDAR LA VOLUNTAD INDUBITABLE DEL ELECTOR que evite la confusión del electorado (que, como queda dicho votará a quién en definitiva no está en la lista que se oficialice o se verá privado de votar a quién con posterioridad se incorpore) y evitar el fantasma de una proscripción o conculca miento de la voluntad del elector riojano.

EMILIO AUGUSTO RAFFO

Untitled Document