Easy Responsive Tabs to Accordion

INTERNACIONALES

26-10-2017

Temer volvió a zafar en Diputados de otra denuncia en su contra por corrupción


La Cámara de Diputados de Brasil rechazó ayer, por segunda vez, dar curso a una denuncia de la Fiscalía General contra el presidente Michel Temer, luego de que la oposición no alcanzara los 342 votos necesarios para abrir un proceso judicial contra el mandatario.

En esta segunda denuncia, Temer fue acusado por el Ministerio Público de obstrucción de la Justicia y de integrar, junto al jefe de Gabinete, Eliseu Padilha, y el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Wellington Moreira Franco, una organización criminal que habría recibido al menos 587 millones de reales (181,5 millones de dólares) en sobornos. Los diputados iniciaron a las 18:30 la votación del informe que fue aprobado por la comisión de Constitución y Justicia la semana pasada.

Para que el caso sea encaminado al Supremo Tribunal Federal (STF) se necesitan al menos 342 votos contra el texto, que representan dos tercios del total de 513.

La votación, que comenzó a primera hora de la tarde se extendió anoche, pero los rechazos a la denuncia superaban los 210 votos, con los que resultaba imposible para la oposición, donde hubo algunas ausencias, llegar a los votos requeridos.

El proceso de votación incluyó en primer lugar el pronunciamiento de dos diputados a favor de archivar la denuncia y de otros dos que propusieron aceptar las acusaciones y así dar inicio el proceso penal contra Temer en la Corte Suprema. Luego, cada uno de los diputados fue llamado nominalmente a un micrófono para expresar verbalmente su voto. Al momento de anunciarse el inicio del proceso de votación, en el hemiciclo de la Cámara de Diputados estaban presentes 346 diputados, pero todos los partidos, tanto del oficialismo como de la oposición, garantizaron la presencia del total de 513 parlamentarios.

Antes del inicio de la sesión en Diputados, el Gobierno informó que Temer había sufrido un “malestar” y fue ingresado en el Hospital del Ejército de Brasilia por una “obstrucción urológica”. Se le realizaron estudios y se le indicó el tratamiento a seguir. Horas mas tarde, fue dado de alta y se trasladó a la residencia oficial, donde guardará reposo.

Temer es el primer presidente en pleno ejercicio de su mandato que es objeto de una acusación de tipo penal y pasa por este trance por segunda vez en los últimos meses. En agosto pasado, la mayoritaria base oficialista también rechazó una denuncia contra el mandatario presentada también por la Fiscalía.

Untitled Document