Easy Responsive Tabs to Accordion

CULTURA

30-10-2017

Teatro: se revirtió la caída de público


El año teatral cerrará con un promedio de espectadores similar al de 2015. Esto significa que se logró revertir la abrupta caída del año pasado, aunque a juzgar por una cartelera que tuvo muchas figuras, entre ellas varias de la TV, se esperaba elevar aun más la cifra. Los productores auguran una temporada marplantense superior a la pasada, con la repertura del Neptuno, Lido y Bristol, más espectáculos de Midachi, Martín Bossi, Pepe Soriano o Fuerzabruta.

También finaliza mañana la campaña 10.000 X 100, que durante octubre ofreció casi 14 mil entradas al teatro a 100 pesos, esto es, a un precio cinco veces menor de lo que cuestan en promedio los tickets para ver teatro comercial. Con largas filas durante los martes del mes, el público se acercó al puesto Ticket Bs. As. para obras cuyos altos valores, full price, resultan a veces privativos. Estuvieron disponibles todos los días y horarios, con un mínimo de 20 localidades por función, pero hubo producciones que destinaron hasta 100. Las obras de mayor convocatoria, por caso "Sugar", "Un rato con él", "Bossi Master show", "El otro lado de la cama" o "Toc Toc", fueron siempre las que primero se agotaron, lo que animó a los espectadores a otras opciones. Hubo además sorteos no sólo de entradas para otras obras sino también de libretos con autógrafos del elenco, visitas al backstage o recuerdos de la obra. Además se hicieron dos funciones con debates en todas las salas con participación de los elencos y directores.

¿Por qué cuestan tanto las entradas al teatro para que en compensación se ofrezca un mes de descuentos? "Producir y programar teatro siempre fue una actividad costosa", explicó Ariel Stolier del Paseo La Plaza a este diario. "Involucra mucha labor artesanal y trabaja mucha gente para cada función, a diferencia de la reproducción a escala de un libro, película o música. Esto es vivo todo el tiempo, requiere mucha gente al mismo tiempo, por ende los costos laborales son altos, sumado al impacto de las nuevas leyes, como la del actor, que añadió costos a la producción que antes no estaban contemplados. En ese aspecto es que los costos se incrementaron más que los ingresos".

"Si se mide el precio promedio de entradas de los últimos años", continuó el productor, "éstas no han acompañado a los incrementos inflacionarios y a los propios de la actividad, sean sindicales, de realización o publicitarios. El tarifario de medios aumentó más que el precio de las entradas. Una entrada a 500 o 600 pesos es cara en términos generales pero no para todos; hay un segmento que no elige por el precio sino por el atractivo, y es por eso que ciertos espectáculos agotan primero las entradas más caras. Claro que también hay otro público que elige por su economía en función del precio e intenta acceder mediante promociones, por eso esta clase de campaña funciona bien". Stolier refuta la falsa idea de que si las entradas fueran más baratas habría mucho más público. "El público acompaña la atracción y el contenido, si éste no es valioso difícilmente lo consuma. Valor y precio no siempre son sinónimos".

De todos modos, los empresarios nucleados en AADET plantearon la promoción de entadas a 100 pesos, precio que sólo se equipara con una entrada al teatro oficial, dado que ni siquiera en el off se accede a ese valor. Sebastián Blutrach, presidente de AADET, expresó a este diario: "Durante el año que está terminando los productores cumplimos con todos los deberes para que fuera una buena temporada. Estuvieron en las salas Midachi, Les Luthiers, Adrián Suar, Guillermo Francella, Ricardo Darín, Martín Bossi, Flavio Mendoza, Araceli González, la obra Toc Toc, y más, con lo que conseguimos revertir la caída del año pasado para igualar la concurrencia 2015. Mi expectativa era que con esos nombres pudiera crecer un poco más, pero la situación es la que tenemos. El año próximo seguramente no habrá tantos nombres fuertes en cartel pero hay interesantes propuestas para que la actividad no caiga. También hay expectativa para Mar del Plata. A diferencia del año pasado, este año hay reapertura de salas, como el Neptuno, el Lido y el Bristol, que estuvieron cerrados durante la temporada anterior. Además van Midachi, Bossi, "Los puentes de Madison", Pepe Soriano, "Como el culo", Fuerzabruta, con lo que es un verano más optimista".

Fuente: Ambito.com

Untitled Document