Easy Responsive Tabs to Accordion

INTERNACIONALES

31-10-2017

Un archivo de la CIA revela que Hitler no se suicidó y que estuvo en Colombia


“Adolf Hitler está todavía vivo”. Ese fue el mensaje enviado a Washington el 3 de octubre de 1955 por el agente de la CIA en Caracas, David Brixnor.

Este documento se conoció ahora entre los más de 2.800 archivos que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desclasificó sobre el asesinato de Kennedy. Y entre esos documentos, apareció esta carta secreta enviada a Washington por el agente de la CIA, quien aseguraba que en esa época, octubre dee 1955, Adolfo Hitler estaba vivo y que había sido visto en Colombia, específicamente en Tunja, Boyacá, donde vivió algunos meses y adquirió la identidad de Adolfo Schrittelmayor.

Según el documento, un agente identificado como ‘Cimelody-3’ fue informado sobre la localización, en 1955, de Phillip Citroën, un ex soldado de las SS nazis, quien le habría dicho que Hitler estaba vivo y que no temía ser enjuiciado porque ya habían pasado 10 años desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Inclusive, la carta fue enviada con una foto en la que se ve a Citroën junto a un hombre de gran parecido a Hitler en la que se lee: “Adolf Schrittelmayor. Tunja, Colombia, 1954”. Sin embargo, la información del archivo y la imagen nunca pudo ser corroborada”.

Cabe destacar que desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, se han tejido diferentes hipótesis sobre lo que verdaderamente pasó con el líder nazi.

Una de las más conocidas apunta a que el Führer no se suicidó sino que huyó de Alemania y se refugió en varios países de Sudamérica como Argentina, Paraguay, Brasil y Colombia.

LOS ENTRETELONES DE LA CARTA

En su documento, Brixnor señala que un agente estadounidense recibió información sobre la presunta presencia de Hitler en Colombia. Allí, según esa fuente, habría cambiado su nombre por el de Adolf Schrittelmayor.

El agente que recibió la información fue identificado con un nombre clave: “Cimelody-3”, quien fue el que aseguró que Phillip Citroën, un ex soldado de la SS nazi, fue quien le reveló el presunto paradero de Hitler.

“Citroën comentó que, como ya habían pasado 10 años desde el final de la Segunda Guerra Mundial, los Aliados ya no podían enjuiciar a Hitler como criminal de guerra”, agregó Brixnor en su informe.

“Obviamente, ‘Cimelody’ no está en ninguna posición para hacer comentarios”, aclaró.

No obstante, esa información nunca pudo ser confirmada por las autoridades norteamericanas.

En el encabezado del documento, se lee: “Archivo: HVCA-2592. Fecha: 3 de octubre de 1955. Remitente: David Brixnor, jefe de la CIA en Caracas. Destino: Jefe, Washington. Asunto: Adolfo Hitler. Top Secret”.

La historia oficial refiere que el Führer se había suicidado junto con su compañera, Eva Braun, al dispararse un arma de fuego en su búnker en Berlín, en abril de 1945, cuando las tropas aliadas tenían sitiada a la capital de Alemania.

Los archivos oficiales no mencionan que los restos de Hitler hayan sido encontrados, aunque se cree que fueron incinerados.

Muchas leyendas y teorías se han tejido alrededor de la misteriosa muerte del dictador alemán, algunas de las cuales indican que huyó a Argentina, algo nunca confirmado. Ahora, estos documentos secretos apuntan a que, en realidad, Hitler nunca se suicidó.

Untitled Document