Easy Responsive Tabs to Accordion

INTERNACIONALES

02-11-2017

EE UU le apunta al ISIS por el brutal atentado en Nueva York


El inmigrante uzbeko acusado de cometer el ataque del martes en Nueva York “lo hizo en nombre del ISIS” y planificó la acción durante semanas siguiendo instrucciones en línea del grupo islamista casi al pie de la letra, dijo hoy la Policía sobre el más grave atentado sufrido por la ciudad estadounidense desde los ataques a las Torres Gemelas.

Mientras jefes policiales y autoridades de Nueva York desgranaron en una rueda de prensa algunas de las pesquisas iniciales y dejaron establecidas las simpatías de Sayfullo Saipov con el extremismo islámico, los investigadores interrogaron ayer en su cama de hospital al hombre de 29 años.

Horas después, fiscales federales presentaron acusaciones de terrorismo contra Saipov afirmando que fue estimulado a atacar por llamadas en línea del grupo Estado Islámico (ISIS) y que eligió Halloween, la tradicional celebración estadounidense, porque consideró que habría más personas en las calles. Los cargos contra Saipov podrían conllevar la pena de muerte.

Ocho personas murieron, cinco de ellas de nacionalidad argentina (Más info en pág. 11, 12 y 13), y otras 13 resultaron heridas por la embestida de una camioneta en el sur de Manhattan, conducida por Saipov, que circulaba cerca del World Trade Center, blanco de los atentados del 11 de septiembre de 2001. El vehículo subió a la bicisenda situada al borde del río Hudson y atropelló a varias personas.

El uzbeko, que ingresó al país hace siete años con un programa para diversificar la inmigración, recibió un disparo de un oficial de policía después de saltar de su camioneta alquilada en Home Depot.

SEGUNDO SOSPECHOSO

Además. el FBI dijo que quería interrogar a un segundo uzbeko, Mukhammadzoir Kadirov, de 32 años, y que ya lo había encontrado, aunque no aportó más detalles. Anoche trascendió que también quedó detenido.

El presidente de EE UU, Donald Trump, dijo ayer que evalúa enviar a la cárcel de Guantánamo al autor del atentado. Cabe recordar que el ex mandatario Barack Obama (2009-2017) prometió cerrar Guantánamo apenas llegó al poder y, aunque no pudo cumplir su promesa, consiguió reducir la población carcelaria de 242 a 41 presos con la transferencia de casi dos centenares de individuos a terceros países.

“Ciertamente que consideraré enviarlo a Guantánamo”, dijo Trump en sus primeras declaraciones públicas tras el ataque, al ser consultado por la prensa antes de celebrar una reunión de gabinete en la Casa Blanca.

Además, el mandatario republicano decidió cerrar el programa por el que Saipov entró al país, que data de 1990, cuando el presidente republicano George W. Bush lo firmó como parte de un proyecto de ley de inmigración bipartidista (ver recuadro).

John Miller, comisionado de policía adjunto de inteligencia, dijo que Saipov dejó notas en la escena escritas a mano en árabe con símbolos y palabras, que esencialmente decían que el ISIS “perduraría para siempre”. “Parece que Saipov había estado planeando esto varias semanas, y lo hizo en nombre de ISIS “, dijo Miller, citando notas del atacante.

En los últimos años, el ISIS ha estado exhortando a los seguidores en línea a usar vehículos u otros medios cercanos para matar personas en sus países de origen. Inglaterra, Francia y Alemania han sufrido ataques mortales desde mediados de 2016. Saipov, un hombre bajo y con barba, proviene de Uzbekistán, viajó a EE UU en 2010 y es un residente permanente legal. Está casado, tiene dos hijos y se mudó de Florida hacia junio. Los registros muestran que Saipov conducía camiones y que trabajó para Uber. Allegados apuntaron que “no estaba contento con su vida”. (TÉLAM)

Untitled Document