Easy Responsive Tabs to Accordion

INTERNACIONALES

06-11-2017

Puigdemont se entregó a las autoridades de Bélgica, pero quedó en libertad condicional


La Justicia belga decidió ayer la libertad condicional del ex presidente regional catalán Carles Puigdemont y de sus cuatro ex consejeros, tras las audiencias celebradas en la sede de la Fiscalía de Bruselas.

Tanto el ex presidente como los ex consejeros declararon por casi cuatro horas por separado, y luego abandonaron la Fiscalía de Bruselas todos juntos en un minibús.

A la salida de la Fiscalía no formularon declaraciones.

Alrededor de 50 periodistas esperaban a la puerta de la Fiscalía de Bruselas la salida de la delegación catalana, pero no hubo declaraciones.

En el mismo lugar, unas quince personas con la “estelada” (bandera separatista catalana) gritaron coincidiendo con la salida del minibús con los políticos catalanes “ánimo”, “no están solos”.

Se espera que ahora las autoridades judiciales belgas informen de los siguientes pasos que pretenden dar en relación a los ex dirigentes de la Generalitat de Cataluña.

En las próximas horas se espera un comunicado de la Fiscalía belga, especificando los detalles de la situación procesal de los implicados.

PROCESADOS

Sin embargo, la prensa catalana informó que el juez decretó libertad con medidas cautelares, el equivalente a una libertad condicional luego de ser procesados, para Puigdemont, Meritxell Serret, Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsantí, que deberán permanecer en Bruselas mientras dure el procedimiento. A los encausados se les retiró el pasaporte y tendrán que comunicar al juez dónde de alojan durante su estancia en Bélgica.

Fuentes de Fiscalía dijeron en Bruselas que la decisión ya fue comunicada a los detenidos, aunque todavía no hay un comunicado oficial.

El juez tenía tres opciones: rechazar gestionar la euroorden, aceptar tramitarla y mantener detenidos a los cinco políticos catalanes o, aún procesándola, dejarlos en libertad condicional. Finalmente, se ha decantado por la libertad con medidas cautelares.

La noticia ya ha provocado las primeras reacciones. El más rápido ha sido Gabriel RufIán (ERC), que se ha acordado de la juez Carmen Lamela.

Tras acordar la libertad condicionada de los miembros cesados del Govern, las cortes belgas tienen ahora 15 días para analizar la eurorden emitida por la juez española Carmen Lamela. Todo el proceso judicial se podría prolongar más de un mes y medio, por lo que Puigdemont permanecerá en Bélgica durante toda la campaña electoral del 21 de diciembre.

El presidente cesado dijo el viernes en la televisión belga que no descarta presentarse como candidato para estas elecciones.

El que fuera 130 presidente del Gobierno de la comunidad autónoma española de Cataluña está representado legalmente en Bélgica por el letrado flamenco experto en extradiciones Paul Bekaert.

El proceso judicial continuará en la Cámara del Consejo de Bruselas, tribunal de instrucción y primera instancia judicial, que dispondrá de un plazo de 15 días para pronunciarse sobre el recurso de los interesados.

La tramitación en Bélgica de las euroórdenes debería, teóricamente, prolongarse un máximo de 60 días, y 30 más en circunstancias excepcionales, recordó el portavoz del Ministerio Público. (AP y EFE)

Untitled Document