Easy Responsive Tabs to Accordion

INTERÉS

05-12-2017

Una confusa campaña contra el machismo sólo cosechó repudios


Una confusa campaña de afiches públicos contra el machismo usando sus frases más representativas, tuvo en Pilar un efecto inverso al buscado. Lejos de generar identificación en las mujeres, muchas de ellas salieron en los últimos días a repudiarla en las redes sociales, lo que obligó al Municipio a levantar los carteles y dar una explicación.

Los polémicos afiches, que fueron pegados por todo el Municipio la semana pasada, apelaban a generar un impacto reproduciendo frases de alto contenido machista como “Si andan con esas polleritas, que después no se quejen”; “Si le pega y ella se queda, es porque le gusta”; o “los varones no pueden frenar sus impulsos sexuales”. El problema fue que el gran tamaño con que estaban impresos esos mensajes apenas si invitaba a leer la letra chica de los carteles, donde se aclaraba que eran parte de una campaña para ir “Derribando Mitos” muy instalados en la sociedad.

“Lo de la Municipalidad es lamentable” y “Saquen esos carteles misóginos ya”, fueron sólo algunas de las respuestas más diplomáticas que cosechó esta semana en las redes sociales la confusa campaña lanzada por las autoridades de esa localidad.

Frente a este respuesta, la directora de Políticas de Género de ese Partido, Luciana Ruiz, salió ayer a explicar que “las frases fueron tomadas de los talleres sobre violencia de género que dicta el municipio desde hace dos años” y que precisamente tenían como propósito generar esa reacción: “una campaña que pasa desapercibida pierde razón de ser”, aseguró.


UNA REACCION BUSCADA

“Estos mitos son la base del iceberg de la violencia, generan un caldo de cultivo, una naturalización sobre diferentes tipo de violencia, que son más invisibles, que parecen más sutiles pero que en última instancia permiten las violencias más graves”, sostuvo la funcionaria al explicar que “los carteles son una parte de la campaña, no toda”.

Aunque reconoció que los polémicos afiches fueron levantados por el Municipio, la directora de Políticas de Género aseguró que la decisión no fue producto de los cuestionamientos que tuvieron en las redes sociales. “La campaña se inició hace una semana y va a continuar durante cinco meses más. Estos carteles ya se bajaron porque se está lanzando la segunda etapa”, explicó Luciana Ruiz.

CUESTIONAMIENTOS

“Para empezar, para trabajar comunicación y perspectiva de género tenés que trabajar con gente que sepa de ambas. No tiene sentido gastar dinero público en una campaña para trabajar esta temática si no es con un muy buen trabajo de comunicación con perspectiva de género. Está bien pensar en una campaña que trabaje el impacto, pero también tiene que estar el empoderamiento de las mujeres”, señalaron ayer referentes del colectivo Ni Una Menos.

Lo mismo cuestionaron desde la ONG platense Las Mirabal. “Para denunciar el micromachismo usando sus frases más representativas es preciso hacer un trabajo previo de concientización y lograr que más personas entiendan por qué las mujeres seguimos teniendo un lugar de inferioridad en la sociedad”, explicó su presidenta, Flavia Centurión.

Lo cierto es que la campaña impulsada por el Municipio de Pilar corrió la misma suerte que otra muy similar lanzada en noviembre pasado en Murcia, España, con el lema “Bloquea el maltrato.”

También en esa ciudad las críticas que cosechó la alcaldía fueron tan rotundas que ésta la tuvo que levantar.

Untitled Document