Easy Responsive Tabs to Accordion

CULTURA

11-12-2017

¿En la Provincia también? Vidal haría recortes en las jubilaciones


Es de público conocimiento que la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, enviará esta semana a la Legislatura bonaerense un proyecto para eliminar las "jubilaciones de privilegio", como parte de un paquete de leyes para ajustar el gasto que incluye una reforma de la ley de ministerios. Sin embargo, en las últimas horas empezó a circular una versión según la cual en realidad se prepara una reforma jubilatoria más amplia que iría en sintonía con la que impulsa a nivel nacional el Presidente Mauricio Macri y hasta incluso podría ser más ambiciosa.

La versión que circula al máximo nivel político de la provincia, según pudo confirmar el portal La Política Online de cinco fuentes del gobierno y la oposición, además de la eliminación de los regímenes de privilegio, incluye:

- Una modificación de la forma en que se liquidan las jubilaciones docentes y la suba de la edad mínima para acogerse al retiro.

- Un cambio en la jubilación de los empleados judiciales.

- Un aumento de la edad jubilatoria de la caja de empleados del Banco Provincia y una eventual revisión de sus asignaciones más altas.

- Una armonización de todo el sistema provincial con los parámetros de la Anses.

Esta información fue negada de plano por importantes funcionarios del gabinete bonaerense. "Sabes que existe esa versión, pero no hay nada previsto más allá de eliminar las jubilaciones de privilegio".

A su regreso de su gira por China, ya se había anunciado que Vidal enviaría una iniciativa tendiente a eliminar las jubilaciones de privilegio -vigentes desde hace décadas en la provincia- que hoy alcanza a los cargos de gobernador, vicegobernador, funcionarios de los organismos descentralizados, legisladores y magistrados.

La reforma que quiere Vidal alcanzará a los cargos políticos que hoy pueden jubilarse con 55 años de edad y 30 de servicio; mientras que la mayoría de los 600 mil empleados públicos deben reunir un mínimo de 60 años y 35 de servicio para que el Instituto de Previsión Social (IPS) los reconozca como jubilados.

Detrás de esta iniciativa para eliminar los esquemas preferenciales apareció el rumor de que también busca modificar el esquema de jubilaciones ordinarias que aplica el IPS para los empleados estatales.

El temor que hay es porque hablan de una "armonización". Se trata de un eufemismo que implicaría igualar el IPS con las demás cajas previsionales -especialmente con la Anses- lo que implicaría la modificación del cálculo de la movilidad jubilatoria y perjudicaría a los trabajadores.

El IPS lo preside el macrista Christian Gribaudo, muy cercano a Daniel Angelici, y es un organismo previsional superavitario. Da miles de millones de pesos de superávit por mes y es una de las cajas que más plata deja en todo el país.

Hoy los trabajadores tienen el beneficio de movilidad jubilatoria automática (no existe en ningún otro organismo) y tiene sistema de cálculo de las jubilaciones que les resulta beneficioso.

Los jubilados bonaerenses tienen el beneficio de la movilidad jubilatoria automática y un sistema de cálculo que les resulta muy beneficioso. EL IPS tiene un superávit multimillonario y es una de las cajas provinciales con más fondos.

Por eso, el temor que es que la movilidad del IPS deje de ser automática. El rumor ya caló hondo y el martes habrá una marcha en defensa del organismo en el que ya hablan de una réplica de lo que está haciendo Mauricio Macri en la Nación: el Presidente no bajó las jubilaciones de modo directo pero sí indirecto, sino que hizo que los jubilados cobren menos aumento de lo que estaba previsto y es una forma de ajustar.

"Lo de la jubilaciones de privilegio no existe, es un discurso para avanzar con los cambios de mayor impacto", dijo una fuente del peronismo a LPO. Este medio se comunicó con fuentes del gobierno de Vidal y negaron de plano la iniciativa.

Pero la información que circula evidenció una tensión interna. Es que en Provincia no descartan que esta información haya sido filtrada por los docentes que están en un proceso paritario, pero también sugieren que pudo haber venido de un sector de Nación que quiere presionar para reproducir la lógica de ajuste que impuso Macri en su gobierno.

"Puede ser que desde Nación pretendan que ajustemos las jubilaciones, pero no está para nada claro que María Eugenia apoyo esa idea", afirmaron a LPO allegados a la gobernadora.

No sería novedoso que desde Nación se buscara filtrar la información para empujar a que haya cambios. Lo mismo pasó con Ingresos Brutos, cuando forzaron a Horacio Rodríguez Larreta a hacer la baja más importante, antes de avanzar sobre las provincias con la misma exigencia.

Vidal no quiere pagar el precio político de ajustar en las jubilaciones, pero Larreta tampoco quería afectar la mayor fuente de ingresos de la Ciudad y terminó cediendo.



Es que en la Rosada tiene diagnostico políticamente incorrecto pero real: por lejos el mayor gasto de presupuesto público en la Argentina son las jubilaciones. Y se sabe que cuando se habla de déficit en general se apunta a Nación, pero el déficit global incluye el gasto de las provincias y la forma más lógica de llegar a un ajuste importante según la administración de Macri, es que se replique en las provincias las reformas de Nación. (La Política Online)

Untitled Document