Easy Responsive Tabs to Accordion

OPINIÓN

16-02-2018

"No todo será fútbol en el país de las estepas", por Alfredo Atanasof


La primera ronda de las elecciones presidenciales de Rusia está prevista para el domingo 18 de marzo de 2018. En caso de que ningún candidato logre una mayoría absoluta de los votos —más del 50%— tendrá lugar una segunda vuelta electoral el 8 de abril, en la que la Presidencia del país se decidirá entre los dos candidatos más votados en la primera vuelta. Pese a que Putin se lanzó como candidato independiente, el partido oficialista “Rusia Unida” dio su apoyo a la candidatura del jefe de Estado para las próximas elecciones.

Será una dura tarea la que tendrán siete de los ocho aspirantes a la primera magistratura rusa en el proceso que se llevará a cabo en marzo. El actual mandatario y candidato a la reelección lidera la intención de voto en los últimos estudios de opinión, con un 71,4% según el Centro de Estudios de la Opinión Pública (VtsIOM, por sus siglas en ruso) En el congreso del partido oficialista, el primer ministro ruso Dmitri Medvédev dijo que el partido cumplía 16 años y en todo ese tiempo Vladimir Putin siempre ha sido su líder indiscutible, que aglutina a la gente y unifica Rusia, un líder que cuenta con la confianza y el respaldo de la mayoría absoluta de los ciudadanos.

Putin fue elegido por primera vez presidente de la Federación Rusa en el 2000, reelegido en 2004 hasta el 2008 cuando lo relevó en el cargo su aliado Dimitri Medvedev, el mismo que le entregó de nuevo la presidencia en 2012 para un periodo de 6 años con posibilidad de reelección tras una reforma constitucional. Ahora Putin aspira a mantenerse en el Kremlin hasta el 2023.

Pável Grudinin, representante del Partido Comunista de Rusia se ubica en la segunda posición, pero muy lejos de Putin con un porcentaje de 6,9 %, tres puntos por debajo que lo mostrado durante la última encuesta.

Vladímir Zhirinovski, el ultranacionalista del Partido Democrático, con un 5,7% ocupa la tercera posición, detrás de él y con el 1,3% está la periodista Ksenia Sobchak. El resto de los participantes no llega al 1%.

Candidatos a la presidencia de Rusia, formalmente inscritos: El jueves 8 de febrero quedaron formalmente inscritos los candidatos que intervendrán en las elecciones presidenciales de Rusia. Además del presidente Putin, se encuentran Pável Grudinin, del Partido Comunista de Rusia, y el ultranacionalista Vladímir Zhirinovski.

Asimismo están inscritos el fundador del partido socioliberal, Grigori Yavlinski, el empresario y líder del partido del Crecimiento Boris Titov, el nacionalista Serguéi Baburin y la única dama en carrera por la presidencia de la Federación Rusa, Ksenia Sobchak. Alexéi Navalni, quien forma parte de la oposición, no pudo formalizar su candidatura luego de que las autoridades le inhabilitaran por presentar antecedentes penales. Dicha decisión fue condenada por los Estados Unidos y la Unión Europea.

Alexei Navalni es considerado como el único opositor en Rusia en los últimos años. Ha sido el responsable de organizar algunas de las mayores manifestaciones antigubernamentales en su país desde la caída de la Unión Soviética, además ha sido enviado a prisión 3 veces a lo largo de 2017 y acusado de violar la ley por organizar concentraciones públicas y marchas.

Ante la imposibilidad de participar en los comicios luego de ser inhabilitado en última instancia por el Tribunal Supremo ruso, Navalny apunta a retacear la participación de los votantes en las elecciones de marzo para debilitar la legitimidad del gobierno de Vladimir Putin.

El Partido Comunista de Rusia, para sorpresa de todos, no eligió como candidato presidencial a su veterano líder, de 73 años, Gennady Zyuganov para enfrentar al presidente Vladimir Putin; en su lugar el partido eligió a Pavel Grudinin, de 57 años, como su candidato, un hombre de negocios en gran parte desconocido, con vínculos con el sector agrícola. Con esta decisión los comunistas buscan elegir a alguien de una nueva generación, ampliar el espectro de su electorado y su atractivo político, ya que su base política se enmarca en un grupo de edad que está desapareciendo.

En las pasadas elecciones parlamentarias del año 2016 los comunistas ocuparon el segundo lugar con el 19.2 por ciento de los votos después de Rusia Unida, que respalda a Putin. De acuerdo a reportes de medios rusos, el Kremlin pretende que la reelección de Putin se dé en el marco de una participación del 70%. La asistencia a las urnas en los comicios presidenciales viene en baja luego de que en 2008 participara el 75% de los votantes habilitados y en 2012 lo hiciera el 69%. Cabe aclarar que en Rusia sufragio es libre, universal, directo y secreto, pero no obligatorio, con lo cual la tarea de la oposición por animar a la gente será decisiva.

En una encuesta realizada en noviembre por el Levada Center, sólo el 58 por ciento de los consultados tenía planeado votar. Esa organización, calificada como “agente extranjero”, anunció que no publicará nuevos sondeos para evitar problemas con las autoridades.

En ese panorama, todo parece indicar que una victoria del actual Presidente Vladimir Putin es prácticamente segura, aunque la proscripción de su principal opositor y la manera en que ésta se exprese en el comicio puede agregar matices sin duda relevantes.

El autor es *ex jefe de gabinete de Ministros del Gobierno Nacional

Untitled Document