Easy Responsive Tabs to Accordion

INTERNACIONALES

20-07-2018

Una sórdida historia de manipulaciones y asesinatos, detrás de la “Mansión del sexo”


El crimen del profesor de inglés Edwar Alexis Vaz Fascioli, en una mansión de Punta del Este, destapó una serie de personajes variopintos y episodios que van desde la prostitución vip hasta la presunta corrupción de menores.

La lujosa propiedad, ubicada en el barrio “Beverly Hills” de Punta del Este, Uruguay, fue nombrada “Gipsy Queen” (Reina Gitana, en inglés), en referencia a la exesposa del hombre asesinado, hija de un príncipe internacional de los gitanos y además principal sospechosa del hecho.

En declaraciones a la Justicia uruguaya, aseguró ser ella quien levantó el imponente inmueble.

“Yo construí con una amiga ‘Gypsy Queen’. Mi amiga, que también era mujer de mi exmarido. Él nos vivía pidiendo plata”, refirió. Acusó a Vaz de “estafador” y de haberla obligado a prostituirse desde que era adolescente: “Nos prostituía. Lo conocí cuando era mi profesor de inglés. Desde los 14 años vivo con él. Soy una pobre víctima de mi exesposo quien, además, acaba de estafar en dos millones de pesos a un terrateniente brasileño al que yo le cuido la casa”, aseveró.

La pareja se divorció después de una relación de nueve años, en la cual tuvieron dos hijos. Los investigadores presumen que la separación desató un conflicto de intereses por los bienes gananciales.

Por otra parte, en las últimas horas se la vinculó con otro caso similar ocurrido hace más de una década en ese mismo edificio.

Se trata del homicidio de Adilcia Luisa De la Paz Álvarez, la propietaria original de la casa y quien al momento de su muerte estaba casada con Vaz Fascioli. En aquella oportunidad, un desconocido ingresó por medio de una ventana mal cerrada y la apuñaló mientras dormía.

Así, la propiedad pasó a manos del profesor de inglés como parte de la herencia.

UNA HISTORIA DE PELÍCULA

La “Gipsy Queen” está valuada en 1.3 millones de dólares. Cuenta con 10 habitaciones, jacuzzis, siete suites, dos cocinas, diez baños y una pileta climatizada, que se emplazan en los 623 metros cuadrados de interior. El jardín supera las dos hectáreas.

En ese lugar, (“el mejor camino entre el deseo y la conquista”, según anunciaban los dueños) se organizaban fiestas swinger y así ganó el mote de “Mansión del sexo”. Como si eso fuera poco, otra de las hipótesis que se manejaban involucraba a un ex funcionario de Carlos Menem con la compra y posterior obsequio de la casona.

El crimen de Vaz tuvo lugar el lunes 9 de julio por la noche, cuando dos sicarios lo ejecutaron sin más en la puerta de su casa.

El hecho fue filmado por las cámaras de seguridad y su exmujer fue imputada por homicidio agravado por el vínculo.

Untitled Document