Easy Responsive Tabs to Accordion

DEPORTES

24-09-2018

River se llevó otro superclásico ante Boca


River festejó una vez más ante Boca. Así como lo hizo en la Supercopa disputada en marzo, el millonario mostró pura efectividad y se quedó con tres puntos vitales en la Superliga.

Una Superliga que recién empieza, y que más allá del valor de la victoria (hoy los dos equipos están con 10 puntos), es un envión anímico de cara a lo que viene: los partidos de Copa Argentina, y sobre todo, la vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores.

El partido jugado en La Bombonera de este domingo fue, en muchos pasajes, similar al que se vivió en la pasada Supercopa. Y también, más allá de la diferencia en el marcador, al que Boca perdió 3 a 1 contra River en este mismo escenario por la última Superliga.

River logró la ventaja de entrada, y a partir de allí dominó las acciones. Una vez más el Pity Martínez abrió el marcador con un golazo. Y luego jugó con la desesperación del rival.

Gallardo sabe que la presión alta, impedir la salida clara del rival, resulta clave frente a Boca. Porque cuando al xeneize se le gana el medio y no puede manejar con claridad el balón, llegar al arco de enfrente se le complica.

Esa fue la primera parte que se concretó del plan millonario. La segunda, lastimar, también la concretó en las pocas chances que tuvo. Así ganó con claridad un partido que en cuanto a las situaciones de gol fue parejo.

En la segunda mitad Boca mejoró: pudo llegar con más peligro al arco rival, pero no estuvo fino para definir. Y River, con Scocco, cerró el partido con otra gran definición.

Benedetto no tiene todavía el nivel que mostró antes de la lesión, a Tevez se lo nota mejor entrando en el segundo tiempo que saliendo desde el arranque...

Y cuando hay un plantel con tantas opciones, se pueden hacer cambios para mejorar el funcionamiento: Zárate es hoy más que Tevez y Villa, con su velocidad y desborde, se está ganando la titularidad.

Tiene tarea Guillermo: levantar en lo anímico al plantel y buscar las mejores opciones pensando en mejorar pensando en lo que viene.

Una buena para Boca: con Andrada lesionado, Rossi al menos respondió las pocas veces que debió intervenir. No es poca cosa para un arquero que está bajo la lupa y que necesita confianza para los partidos que están por llegar.

Un párrafo aparte en relación al arbitraje de Vigliano: no expulsó a Cardona por un codazo a Enzo Pérez, y no le dio un penal claro a Boca cuando el partido estaba 1 a 0 (tampoco uno a River, pero con el choque ya casi definido).

Lo cierto es que River estiró el invicto, mostró el aplomo de siempre, personalidad para jugar partidos decisivos y la mano de Gallardo, acertando en todo, para volver a ganar ante Boca.

Un Boca que a diferencia de River no aprovechó las ocasiones que tuvo, y se fue preocupado y con las manos vacías.

Untitled Document