Easy Responsive Tabs to Accordion

POLÍTICA

26-09-2018

Así se vivió el cuarto paro general contra el gobierno de Mauricio Macri



Una de las principales críticas de la CGT por el paro general del martes fue la falta de diálogo del Gobierno nacional y la exigencia de una convocatoria, pero por el momento no está entre los planes del Ejecutivo una reunión con la cúpula de la central obrera. De todos modos seguirán las reuniones de mesas sectoriales, para atender los problemas de cada actividad. Desde Nueva York el presidente Mauricio Macri cuestionó la huelga y dijo que “no contribuye a nada”.

En lo que fue el cuarto paro general de la central obrera contra la política económica del Gobierno Juan Carlos Schmid, uno de los jefes de la CGT, advirtió que “si no hay plan B tampoco habrá tregua con el movimiento sindical”, dando a entender que podrían organizar nuevas medidas de fuerza.

Mientras que el secretario de Trabajo Jorge Triaca, en una entrevista al canal Todo Noticias , dijo que los problemas “se deben resolver en una mesa” y explicó que avanzan en encuentros sector por sector para atender las dificultades que se plantean en las distintas actividades productivas. El funcionario consideró además que la huelga del martes “no tiene que ver con lo que pasa en los procesos productivos”.

En tanto que el ministro de Producción y Trabajo Dante Sica relativizó el impacto del paro y consideró que el acatamiento de la medida de fuerza hubiera sido mucho más bajo en caso de que hubiera habido transporte. Dijo que muchos comercios abrieron y que varios industriales les avisaron que tendrían actividad parcial.

En la cuarta medida de fuerza general contra la política económica de Macri, la CGT y las dos CTA dispusieron una huelga que paralizó casi todos los servicios, especialmente el transporte. Las distintas centrales sindicales, con el apoyo de movimientos sociales, expresaron su rechazo a las medidas del Gobierno, al que le exigen que avale una reapertura de paritarias, suspenda los despidos y declare la emergencia alimentaria, entre otros reclamos.

“Se expresó el profundo rechazo a la economía”, resumieron en conferencia de prensa los líderes del triunvirato de la CGT Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer, que cuestionaron el rumbo económico, el ajuste para alcanzar el déficit fiscal cero, el acuerdo con el FMI y lo que denominaron “la pulverización de los salarios” por la devaluación y la inflación. “Es cierto que el paro no soluciona nada, porque la CGT no gobierna, sino el Gobierno, que es el responsable de la miseria del pueblo”, dijo Acuña.

Untitled Document