Easy Responsive Tabs to Accordion

INTERÉS

02-10-2018

Un alumno dejó de ir a clases por “bullying” en una escuela primaria de Gonnet


La madre de un alumno de sexto grado de la Escuela Primaria 18 de Gonnet resolvió no enviar a su hijo al colegio desde el jueves pasado ante “la falta de respuesta por parte del colegio ante las agresiones que ha sufrido por parte de compañeros, docentes y directivos, que transformaron su estadía en el establecimiento educativo en un infierno”. La mujer y su esposo hicieron presentaciones administrativas ante la jefatura distrital de Inspección y la propia escuela e iniciaron una denuncia penal en la comisaría de la zona. Sin embargo, fuentes de la cartera educativa indicaron que “la madre del alumno recién informó hoy sobre los presuntos casos de agresión al estudiante y se realizó una convocatoria “para mañana (por hoy) a los padres del grado del estudiante para iniciar el camino de resolución del conflicto”.

“Mi hijo ha sufrido un infierno varias veces y ha regresado llorando de la escuela por distintas situaciones que padeció en el aula. Fue golpeado por compañeros del colegio y no ha recibido contención por parte de maestras y directivos. A su vez, la propia directora del colegio entró un día al aula y preguntó a los compañeros de mi hijo si lo querían y de ser así que levantara la mano. Temerosos por la situación ninguno de los compañeros se animó a levantar la mano, porque en el mismo grado estaba el hijo de la propia directora y temían alguna represalia. Como conclusión, mi hijo terminó destrozado porque la máxima autoridad del colegio generó un momento de discordia y violencia psicológica que lo llevó a pedirme que no lo llevara más al colegio. Después, los chicos se acercaron y le dijeron que lo querían, pero que los perdonara porque la situación era muy fea. Yo entiendo a los chicos, pero no a la directora del establecimiento. Esto ocurrió el año pasado y nosotros como padres iniciamos acciones administrativas y fuimos a realizar la denuncia a la comisaría de la zona. Desde entonces no tuvimos respuestas sobre ese caso ya que nadie intervino para resolverlo”, dijo Cecilia de Tezano Pinto, quien agregó: “lejos de resolverlo, este año y hace poco tiempo, una maestra se refirió a mi hijo diciéndole que lo único que hacía era rascarse, con palabras groseras”.

Desde el jueves pasado que el alumno de sexto grado, del turno mañana, no va a clases. Y la madre lo explica porque “en las últimas semanas en más de una oportunidad lo retiré golpeado a mi hijo y no me dan garantías de que el chico lo pase medianamente normal en la escuela, que debe ser un lugar seguro para él, no un tormento. Estamos ante una disyuntiva, porque falta tan poco para que termine la primaria que no sabemos qué decisión tomar, ya que en el colegio no nos dan una respuesta, como así tampoco en Inspección y en la Jefatura Distrital de La Plata”.

Tezano dijo que “lo seguí enviando al colegio porque yo iba a raíz que estaba en el buffet en el colegio y al estar cerca de mi hijo pensé que lo podía proteger, pero la situación siguió a tal punto que se hizo insostenible”.

La madre del alumno dijo también que “tras haber faltado dos días seguidos fui hoy -por ayer- al colegio, y me respondió la directora que lo que podía hacer era cambiarlo de grado y en los recreos tenerlo en dirección para que nadie lo golpeara. Esa respuesta no me generó confianza y decidí hacer público el caso para que las autoridades correspondientes tomen una decisión y ayuden a mi hijo a terminar las clases de la mejor manera posible”.

“RECIÉN LO INFORMÓ ESTE LUNES”

Sin embargo, fuentes de la dirección de Educación bonaerense plantearon ayer que “la madre del alumno presuntamente hostigado recién informó hoy -por ayer- a las autoridades del colegio la situación que estaría atravesando el alumno. Ante esa exposición, las autoridades decidieron convocar a la madre del alumno y de otros estudiantes del grado para establecer las vías de solución del conflicto planteado”.

A su vez, los mismos voceros informaron que “sobre las denuncias que dice la madre haber realizado ante la policía o la Justicia, las mismas fueron desestimadas y no se llamó en ningún momento a los directivos ni docentes para que declaren al respecto”.

También se anticipó que en “este proceso de resolución del conflicto estará presente la inspectora del colegio y autoridades de la Jefatura Distrital”.

Además, se explicó que “cuando pasan tres días corridos se llama a la familia del alumno que falta sin aviso. Si el chico falta uno o dos días corridos puede ser por un resfrío o un tema familiar, por lo que recién se interviene al tercer día corrido”.

Pero la madre del alumno que no está concurriendo a clases informó que, precisamente, ella se hizo presente en el colegio porque “nadie me ha llamado ni se ha interesado por nuestro caso. Sólo me dijeron que estaban trabajando en el caso, sin dar mayores precisiones”.

Ante este nueva denuncia de un presunto caso de bullying, las autoridades educativas indicaron que “se van a investigar los dichos de la madre para establecer qué fue lo que ocurrió en el colegio y qué medidas se pueden adoptar para solucionar la situación planteada”.

Untitled Document